Reseña de "El Puente Roto" de Philip Pullman


Título: El Puente Roto (The Broken Bridge) / Autor: Philip Pullman / Editorial: Ediciones B / Formato: Pasta blanda con solapas / Año: 2009 / Número de Páginas: 248 páginas / ISBN: 9788466641951 / Fotografía por: Dana


Ginny y su padre forman una familia poco común, pero muy unida: son como amigos, casi dos hermanos. Es verano y Ginny tiene tiempo para estar con sus amigos, trabajar un par de horas en la cafetería del pueblo y disfrutar de sus dieciséis años. La vida discurre con amabilidad, pero el descubrimiento de un secreto familiar está a punto de desmantelar todo cuanto Ginny daba por sentado. 


Este libro nos habla de Ginny, una chica que vive con su padre en Gales, ambos han sido muy unidos desde que su madre murió y a pesar de que sabe poco o nada de su pasado, tiene muy en claro quién es y que la define; es una chica que vive por y para el arte, que imagina y ve el mundo a través de trazos y pinceladas, que se esfuerza constantemente por ser una artista. 
A diferencia de las personas, las cosas las recordaba con facilidad; le bastana con pensar en un objeto o un lugar para encontrarlo frente a ella, con la textura correcta, tridimensional, proyectando sombras. Había muchas cosas que no sabía sobre sí misma, y una era lo raro de ese don, aunque empezaba a darse cuenta. 
Tanto para ella como para su papá las cosas no han sido fáciles; a lo largo del libro nuestro personaje nos revela que su vida es todo menos común.  Ella es una chica de color rodeada de gente blanca, por lo cual se siente diferente y aislada de los demás, siente que los otros chicos no la entienden y que la tienen más fácil que ella, sobretodo en asuntos del amor. Además, el hecho de ser huérfana de madre también hace mella en su autoestima, ya que si bien su relación con su padre es envidiable, ha pasado gran parte de su vida mudándose así que su educación, casa y costumbres dista mucho a la de sus amigos de la escuela. 

Por si esto fuera poco, Ginny últimamente ha llamado la atención de una trabajadora social, y a pesar de que su padre trata de tranquilizarla, ella esta determinada a descubrir que es lo que en realidad esta pasando, con lo que ahondara en sus raíces, desenterrando el pasado y con él, múltiples secretos familiares que la harán cuestionarse a si misma.

Los personajes me gustaron, están bien pensados, son honestos, auténticos, se desenvuelven naturalmente durante la novela y cada uno a su manera aporta algo a la travesía de Ginny. Si algo se resiente es que el autor no ahonda en ninguno (ni siquiera en la misma protagonista), cosa que me hubiera gustado mucho. 

En "El Puente Roto" Pullman aborda temas complejos como la búsqueda de identidad, el racismo, la homosexualidad, las relaciones familiares, la adopción, el divorcio y la autoestima de manera simple y accesible. A pesar de que no logra aterrizar nada por completo, ya que acomete muchas temáticas y el libro es muy corto, creo que es un buen acercamiento sin miramientos, bastante honesto y directo.

La narración me gustó, el libro esta relatado en tercera persona, de manera simple, sin frases rebuscadas, las descripciones tienen elementos de la pintura (que como ya había comentado es la pasión de Ginny), los diálogos son abundantes y sin filtro (uno que otro con palabras altisonantes) lo que le imprime más fluidez y dinamismo al libro.
"-Ese mamón de Calvert es un neurótico- dijo Harry-. ¿No te parece un neurótico cariño?
-Si no lo era cuando empezaste a despotricar de él, a estas alturas ya debería serlo- replicó Angie, que estaba removiendo algún tipo de salsa."
La historia como tal si me dejo muchas expectativas, me parece que hay un punto cercano a la mitad en la que se ramifica demasiado, se pierde el foco y la pista de muchas situaciones que desde mi perspectiva eran claves. El autor empieza a explayarse demasiado, de pronto el libro va llegando al desenlace y todo se agolpa y se justifica de la manera más inverosímil en unas cuantas páginas, un final rápido para un libro que prometía mucho... Creo que el autor fue muy ambicioso y quiso abordar demasiado en un libro tan pequeño.

En "El Puente Roto" nos encontramos con una historia de descubrimientos, de cambios de perspectiva, de construcción, con una temática y unos personajes diferentes a lo que las novelas juveniles nos tienen acostumbrados, con un final no feliz, pero si honesto. 
"El mejor momento de su vida fue una radiante mañana soleada en la que el viento perseguía nubes gordas y blancas por el cielo azul; una señora tendía sábanas en los hilos, sábanas que se hinchaban como las nubes, grandes nubes mojadas de fresco olor que se henchían, se agitaban y volaban hacia arriba. La señora cantaba, y la canción vibraba entre las nubes y las sábanas y llenaba el inmenso cielo radiante, y Ginny se sentía tan ligera que también ella podía volar hacía arriba y dejarse llevar por el salvaje esplendor azul, y luego allí estaba su padre y se hizo realidad, volaba, subida en sus hombros, por encima de las sábanas, allá arriba con el viento en la canción y las nubes y el cielo deslumbrante, infinito, y ella le daba golpecitos en la cabeza de pura alegría en un mundo de sábanas blancas como la nieve y nubes hinchadas y la ancha intensidad inmortal del azul."




¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció? 
 ¡Nos estamos leyendo!


3 comentarios

  1. Creo que no me importaría darle una oportunidad.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  2. Hola. me gusta que el finals ea real... tomo nota de tu recomendación. Es una novela diferente. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Pues sinceramente no me termina de convencer, pero eso si, se ve que es algo distinto a los que estamos acostumbrados.

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar

¡Recuerda que un blog se alimenta de tus comentarios!
No hagas SPAM y no insultes a nadie por favor c:
*Cada que haces un spoiler un autor se corta las venas con galletas de animalitos*
¡Sonríe!